Todos los sistemas de calefacción tienen sus pros y sus contras.

En realidad, tanto la calefacción independiente como la central, a pesar de sus diferencias, tienen ventajas e inconvenientes.

Sin embargo, en ambos casos, al integrar un sistema de calefacción inteligente, se puede sacar el máximo partido, aumentando el rendimiento y mejorándolo considerablemente.

Si tú también quieres que tu sistema de calefacción sea increíblemente eficiente, ya sea independiente o central, sigue leyendo y descubre cómo el sistema IRSAP NOW puede ayudarte a conseguirlo.

 

¿Cuál es la diferencia entre un sistema autónomo y un sistema centralizado?

 

¿Cuál es la diferencia entre un sistema independiente y un sistema centralizado?

 

El sistema de calefacción a gas de una vivienda, ya sea de una sola unidad, independiente o perteneciente a un complejo, o un apartamento en un edificio de viviendas, puede ser de dos tipos: independiente o central.

La diferencia fundamental entre los dos tipos de sistemas es:

 

  • en el sistema independiente, la vivienda dispone de caldera propia, de la que salen los tubos que llegan a cada radiador del interior de la casa;
  • en el sistema centralizado, hay una caldera común que da servicio a todas las viviendas del edificio o del complejo.

 

Estos dos tipos de sistema tienen características diferentes que hacen que sean más o menos indicados para responder a los distintos tipos de necesidades.

Pero entremos en los detalles y veamos mejor juntos cuáles son las ventajas y los inconvenientes que tienen cada uno y cómo los dos pueden mejorar sus prestaciones si se integran en un sistema de gestión inteligente de la calefacción.

 

Sistema autónomo: costes, ventajas e inconvenientes

Sistema independiente: costes, ventajas e inconvenientes

 

El sistema de calefacción independiente se gestiona de forma autónoma con respecto al resto de viviendas del edificio o del complejo residencial.

La ventaja principal de este tipo de calefacción es precisamente su independencia a la hora de encender y apagar la calefacción y ajustar con autonomía la temperatura de nuestro hogar.

Por esta razón, con la calefacción independiente se puede reducir nuestro consumo decidiendo cuánto y cómo utilizar la calefacción.

Además, con la calefacción independiente podemos elegir libremente la compañía de gas, eligiendo, al menos potencialmente, la oferta más conveniente.

Por lo que respecta a los inconvenientes de la calefacción independiente, uno de ellos es el coste del mantenimiento de la caldera, que debemos afrontar solos en lugar de repartirlo entre varias personas como sucede con la calefacción central.

Además, en caso de inspecciones o averías tendremos que buscar nosotros mismos un técnico especializado y, por norma general, deberemos ocuparnos de la gestión del sistema.

 Otro gran inconveniente del sistema independiente es su impacto en el medio ambiente.

Aunque la actividad de un sistema independiente genere menos emisiones que la de un sistema centralizado, la suma del consumo de las calderas privadas es menos eficiente y más costosa en términos medioambientales, en comparación con el consumo de los sistemas centralizados.

 

Sistema centralizado: ventajas y costes

 

Sistema centralizado: ventajas y costes

 

A diferencia del sistema independiente, el sistema de calefacción central se caracteriza por la presencia de una sola caldera compartida entre todas las viviendas del mismo edificio o complejo residencial.

Este sistema tiene muchas ventajas.

En primer lugar, este tipo de sistema permite ahorrar significativamente en los costes de compra, instalación y mantenimiento de la caldera.

De hecho, al haber una sola caldera en todo el edificio o complejo residencial, estos costes ya no recaen todos en una única persona, como ocurre en el caso de la calefacción independiente, sino que se dividen y reparten entre todas las vivienda que se abastecen de la caldera que comparten, con una incidencia claramente inferior para cada usuario.

Otro factor de ahorro que ofrece la calefacción central en comparación con la independiente es el coste de la compra de combustible.

De hecho, la gran cantidad de combustible necesaria para el funcionamiento de la caldera común permite obtener un cierto margen de negociación con los proveedores y de esta forma tener acceso a tarifas más favorables.

Otra ventaja de la calefacción central es que permite ahorrar espacio en casa, ya que la caldera compartida está situada en las zonas comunes del edificio.

Por último, otra ventaja importante del sistema centralizado está relacionada con su impacto medioambiental.

De hecho, las calderas más grandes son más eficientes.

Por lo tanto, una caldera compartida puede suponer un ahorro considerable, con la consiguiente reducción de las emisiones contaminantes.

 

Sistemas centralizados: desventajas y nueva legislación italiana

Sistema centralizado: inconvenientes y nueva normativa

 

Sin embargo, el principal inconveniente del sistema centralizado es que no permite que cada uno pueda decidir cuándo encender y cuánto tiempo tener encendida la calefacción, ya que los horarios se comparten y están preestablecidos.

Además, hasta hace poco tiempo, la calefacción central también tenía otro inconveniente.

El gasto energético se repartía entre todas las viviendas, independientemente del consumo individual, haciendo que los usuarios más cuidadosos con el despilfarro pagaran lo mismo que los menos prudentes.

Sin embargo, afortunadamente, en algunos países se han introducido medidas para contrarrestar las desventajas de la calefacción central.

En Italia, por ejemplo, la nueva legislación ha superado este problema.

A partir de 2017, todas las viviendas con calefacción central deben tener un asignador, es decir, un dispositivo de lectura para controlar el calor emitido, de modo que los gastos puedan determinarse en función del consumo real, y válvulas termostáticas utilizadas dentro de las viviendas individuales para regular la temperatura de cada habitación.

Sin embargo, las válvulas termostáticas no son los únicos elementos que pueden mejorar el rendimiento de los sistemas de calefacción.

De hecho, tanto para los sistemas autónomos como para los centralizados, el mejor remedio es sin duda la adopción de un sistema de calefacción inteligente.

 

Instalación centralizada en el Inglaterra

 

La calefacción central en Inglaterra

 

Por lo que respecta a la calefacción central en Inglaterra, en cambio, en enero de 2020 se ofrecieron préstamos a fondo perdido para la calefacción central dentro del plan de Energy Company Organization (ECO).

Este tipo de calefacción está disponible tanto para propietarios de viviendas como para inquilinos particulares.

La calefacción central es más económica y permite ahorrar en la factura de la calefacción.

El plan se lanzó en abril de 2013 y se ha ido modificando con el paso del tiempo.

Esta política ECO tendrá una sola obligación, la Obligación de Reducción de los Gastos de Calefacción del Hogar (HHCRO, por sus siglas en inglés).

Bajo la HHCRO, los proveedores obligados deben sobre todo impulsar medidas que mejoren la capacidad de las familias con bajos ingresos y con menos acceso al combustible.

Esto incluye acciones que se traducen en un ahorro en la calefacción, como la sustitución de un sistema de calefacción estropeado o la modernización de un sistema de calefacción poco eficiente.

 

Sistema centralizado en España

La calefacción central en España

 

Por lo que respecta a España, en 2018, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital publicó un proyecto de Real Decreto que regulaba la medición del consumo individual en los sistemas de calefacción centralizada de los edificios (calefacción central).

Como principal novedad respecto a lo previsto, el texto establecía la obligación para los clientes finales de calefacción y refrigeración de instalar contadores individuales, siempre que fuera técnicamente viable y económicamente ventajoso, de forma que permitiera al cliente final conocer y optimizar su consumo real de energía.

De esta forma, las viviendas ubicadas en zonas con clima más benigno, es decir, las definidas en el CTE como A y B (islas, zona de Levante, Guadalquivir, Ceuta y Melilla), quedaban exentas de la aplicación de estas medidas, ya que no se consideran económicamente ventajosas.

El Real Decreto aprobado completa la transposición de la Directiva 2021/27/UE relativa a la eficiencia energética, que establece la obligación de instalar dispositivos de contabilización individuales de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria.

Su principal objetivo es mejorar la eficiencia energética de los edificios, en función del consumo individual.

Esto permite que cada usuario del edificio pague solo por la cantidad que consume, permitiendo adaptar y optimizar su uso de la energía, garantizar un confort adecuado, evitar gastos innecesarios y reducir la huella de carbono del edificio.

Su instalación puede suponer un ahorro económico medio del 24 % del coste total del edificio y, por lo tanto, en la mayoría de los casos la inversión necesaria para instalar los dispositivos se recupera en menos de cuatro años.

 

Cómo mejorar el rendimiento de su sistema con un sistema de calefacción inteligente

 

Cómo disponer de un sistema de calefacción inteligente cualquiera que sea tu sistema

 

Para saber cómo crear un sistema de calefacción inteligente en tu hogar, es importante conocer las opciones disponibles, empezando por el tipo de sistema de calefacción.

Partiendo de esta base, se puede valorar qué dispositivos comprar.

En cualquier caso, es fundamental disponer de una conexión a Internet y un router wifi, para crear una red de Internet doméstica a la que conectar los dispositivos deseados, para que puedan comunicarse y se puedan controlar a distancia.

 

Sistema de calefacción independiente: cómo ahorrar dinero con la calefacción inteligente

Sistema de calefacción independiente: cómo ahorrar con la calefacción inteligente

 

En el caso de un sistema de calefacción independiente, el primer paso puede ser sustituir el termostato tradicional por un termostato inteligente, como el de IRSAP NOW, para disponer de un sistema de calefacción inteligente.

De hecho, el termostato para la calefacción independiente tiene un coste reducido y puede instalarse fácilmente.

El termostato inteligente IRSAP NOW permite medir con precisión la temperatura del ambiente en el que está instalado.

Además, gracias a sus funciones avanzadas también permite medir el grado de humedad y la calidad del aire.

Es un termostato “inteligente” porque puede aprender de las necesidades y los hábitos de las personas que viven en la casa, configurando en función de ellas la temperatura de la calefacción y evitando de esta forma derroches innecesarios.

Obviamente también se puede controlar a distancia, así como a través de los cómodos mandos táctiles del propio dispositivo.

El termostato inteligente IRSAP NOW es compatible con los principales sistemas de calefacción.

La instalación la puede realizar uno mismo, de manera bastante sencilla, gracias a los tutoriales de la aplicación IRSAP NOW.

Si lo prefieres, también pueden ayudarte técnicos especializados para poder disfrutar de una instalación profesional.

 

Sistema de calefacción central: cómo ahorrar dinero

 

Sistema de calefacción central: cómo ahorrar

 

Si dispones en tu vivienda de un sistema centralizado, se puede obtener un sistema de calefacción inteligente instalando  válvulas termostáticas inteligentes, como las de IRSAP NOW.

Las termoválvulas para calefacción independiente deben instalarse en todos los radiadores de la casa y, al igual que el termostato inteligente, pueden comunicarse con la red de Internet doméstica a través de la Unidad de Conexión.

La instalación de las válvulas termostáticasinteligentes o la sustitución de las válvulas presentes por estas otras también es muy sencilla.

En concreto, si la válvula ya presente es termostatizable, podemos instalar nosotros mismos la Smart Valve IRSAP NOW, simplemente siguiendo el tutorial de la aplicación.

Junto con las válvulas, también se incluyen adaptadores, que se pueden utilizar en caso de necesidad para instalar las válvulas en los radiadores.

Las válvulas termostáticas son inteligentes por muchas razones.

En primer lugar, sus algoritmos de regulación están desarrollados para seguir los hábitos de los habitantes de la casa, evitando los despilfarros y favoreciendo el ahorro de energía.

Además, las válvulas IRSAP NOW están equipadas con sensores que pueden detectar si hay ventanas abiertas.

En ese caso, la válvula apaga automáticamente el radiador en el que se encuentra, evitando pérdidas de calor innecesarias

Como hemos visto antes, la presencia en casa de un sistema de calefacción independiente o central no es un impedimento para disfrutar de un sistema de calefacción inteligente.

Pero lo cierto es que la calefacción inteligente es una opción válida para todo el que desee ahorrar en la calefacción, mejorar su impacto en el medio ambiente y disfrutar de un hogar perfectamente climatizado en función de sus preferencias y hábitos.