¿Cuál es la temperatura ideal que hay que tener en casa en invierno?

No hay una sola respuesta a esta pregunta: ajustar la calefacción en los meses más fríos del año no es fácil, sobre todo cuando se intenta conciliar el bienestar térmico y la salud.

En este artículo te damos tres valiosos consejos para gestionar mejor la temperatura de casa en invierno gracias a las funciones innovadoras del sistema de calefacción inteligente IRSAP NOW.

 

Evita los cambios bruscos de temperatura: ¡mantén una temperatura constante!

 

1. Evita los cambios bruscos de temperatura: ¡mantén una temperatura constante!

 

Cuando hace mucho frío afuera, se podría tener la tentación de subir la calefacción muy por encima de la temperatura ideal, para disfrutar de la agradable sensación de «calorcito» dentro de casa.

Sin embargo, no es recomendable exagerar, ya que puede tener un efecto deletéreo en nuestra salud y la de todos los miembros de nuestra familia.

Veamos juntos por qué.

El ajuste correcto del termostato es el primer paso para calentar nuestro hogar de forma eficaz y eficiente.

Aunque sin ninguna duda es agradable calentarse cuando afuera hace mucho frío, programar una temperatura demasiado elevada en casa con respecto a la temperatura exterior provoca una diferencia térmica demasiado marcada, con consecuencias deletéreas para nuestro bienestar.

De hecho, nuestro cuerpo tendrá que pasar de un clima gélido en el exterior a uno cálido en el interior, forzando innecesariamente el mecanismo termorregulador individual, con consecuencias negativas en el equilibrio térmico de todos nosotros.

Por tanto, lo ideal es mantener la temperatura de casa a 20 grados, como lo recomienda la OMS, sin superar los 22 grados, y conseguir que esta temperatura se mantenga estable, sobre todo en estancias como la sala de estar y la cocina, donde pasamos la mayor parte del tiempo.

Mantener una temperatura constante puede ser difícil si tenemos que controlar manualmente nuestro sistema de calefacción, teniendo en cuenta los cambios de temperatura debidos a la apertura de ventanas o al encendido del horno o de otros electrodomésticos.

En cambio, con un sistema de calefacción inteligente basta con programar la temperatura ideal de forma remota, incluso cuando no estemos físicamente en casa, a través del smartphone, para alcanzarla y mantenerla constante dentro de nuestro hogar.

De hecho, un sistema de gestión inteligente como IRSAP NOW, puede detectar la presencia de ventanas abiertas o cualquier otra fuente de calor, encendiendo la calefacción y permitiendo ajustar de manera puntual la emisión de calor de cada uno de los radiadores, a través de la coordinación entre el termostato inteligente y las válvulas termostáticas smart.

De esta forma, la temperatura ideal de casa se mantendrá constante, con claros beneficios para la salud de todos los habitantes.

Evita los ambientes cerrados: ¡deja que circule el aire!

 

2. Evita los ambientes cerrados: ¡deja que circule el aire! 

 

Muchas veces, cuando hace frío afuera, la tentación es crear un pequeño oasis de calor en la habitación de casa en la que estamos, subiendo la calefacción y cerrando las puertas, para sumergirnos en una agradable calidez.

Sin embargo, este comportamiento es realmente poco recomendable para nuestra salud.

De hecho, un ambiente cerrado favorece la acumulación de dióxido de carbono, además de facilitar la proliferación de virus y bacterias.

A causa de estos factores, el aire viciado es especialmente perjudicial porque hace que las personas que lo respiran sean más propensas a sufrir alergias, sinusitis y sensación de cansancio.

El motivo es sencillo.

Claramente, la acumulación de dióxido de carbono en el aire que circula en un espacio cerrado es mayor que la del aire que se respira en un ambiente ventilado.

Las personas expuestas a una elevada concentración de CO2 son menos productivas porque no respiran una cantidad adecuada de oxígeno y, por lo tanto, sufren pérdida de atención, aparición de migrañas y, en los casos más graves, problemas respiratorios.

Para evitar estos inconvenientes bastaría con que el aire del interior de la casa circulara de forma adecuada.

Sin embargo, en invierno, a causa del frío, nos cuesta más abrir las ventanas y muchas veces, como ya hemos destacado, tendemos en cambio a cerrar las puertas de las habitaciones, calentándolas de forma aislada para no derrochar energía térmica y tener que asumir los gastos que esto supone.

Pero estas preocupaciones surgen con los sistemas de calefacción tradicionales, mientras que con los sistemas inteligentes, mantener un ambiente ventilado y confortable a la vez es mucho más sencillo.

De hecho, una de las funciones innovadoras del sistema de calefacción inteligente IRSAP NOW es el Modo Multizona.

Este modo permite ajustar fácilmente la temperatura de las distintas habitaciones de manera diferente.

De esta forma, para que una habitación sea más cálida, por ejemplo el dormitorio donde se encuentra nuestro espacio para teletrabajar, solo habrá que activar este modo, incluso de forma remota y desde el smartphone.

Igualmente, ya no será necesario cerrar la puerta de la habitación para conseguir una temperatura más alta.

Así se podrá tranquilamente hacer que circule el aire, evitando acumulaciones peligrosas de CO2 y disfrutar igualmente del confort térmico deseado.

3. 	Disfruta de tu hogar: ¡enciende la calefacción en Modo Confort!

 

3.  Disfruta de tu hogar: ¡enciende la calefacción en Modo Confort!

 

Mucha gente cree que es bueno apagar la calefacción cuando no estamos en casa.

Es una decisión que podemos compartir, ya que mantener la calefacción encendida cuando no hay nadie en casa sería claramente un derroche.

Sin embargo, con los sistemas de calefacción tradicionales, la casa estará fría cuando regresemos y necesitaremos un tiempo antes de conseguir una temperatura lo bastante confortable.

 

En cambio, no se plantea ningún problema si nuestro hogar cuenta con un sistema de calefacción inteligente como el de IRSAP NOW, con una función específica: el Modo Confort.

Este modo asegura que la calefacción se encienda un poco antes de nuestro regreso a casa, con un adelanto suficiente para generar la temperatura ideal para cuando lleguemos, para hacer que nos sintamos inmediatamente a gusto.

 

Por esta razón, el modo Confort, está especialmente indicado a partir de las primeras semanas de diciembre, cuando el invierno ya está encima y las temperaturas son claramente más frías.

De hecho, en esta época del año, volver a casa y encontrarnos con una temperatura poco acogedora en todas las habitaciones después de un largo día fuera puede resultar realmente desagradable y nos impedirá relajarnos y disfrutar de nuestro descanso en casa.

El modo Confort resuelve esta situación desagradable, para que podamos encontrar de inmediato un ambiente perfectamente calentado y acogedor.

 

Descubre todas las funciones del sistema de calefacción inteligente IRSAP NOW, el único que permite conciliar confort y ahorro.

Con IRSAP NOW ya no tendrás que temer la llegada del invierno, sino únicamente disfrutar del bienestar que te brindará tu hogar.