La presión de la caldera es un elemento que debe mantenerse bajo control para que el aparato pueda funcionar durante bastante tiempo. Sin embargo, muchas personas aún no saben cómo controlarla correctamente y qué hacer para que su rendimiento global no disminuya en pocos meses. He aquí todo lo que hay que saber para regularizar un parámetro tan importante y poder contar con un aparato de primera calidad.

 

¿Cuál es el valor perfecto para la presión de una caldera?

 

Antes de echar un vistazo a los valores ideales y los consejos para mantener la presión de la caldera bajo control, debemos saber qué es. Como ya se ha mencionado, la regulación puede desempeñar un papel fundamental para que el sistema siga funcionando sin problemas y reducir al mínimo el consumo de gas. Su funcionamiento implica un proceso muy preciso, con la búsqueda de un equilibrio correcto entre la temperatura y el volumen de agua que contiene.

La situación se controla con la ayuda de un vaso de expansión contenido en el interior de la caldera. Se trata de una membrana que comienza a expandirse cuando la presión general corre el riesgo de subir o bajar demasiado, garantizando que se mantenga dentro de un rango orientativo de 1,2 a 1,5 bares. 

 

Presión de la caldera

 

En cualquier caso, la presión no afecta directamente a la temperatura del sistema de calefacción, ya que para regular esta última hay que respetar una serie de ajustes primarios claramente visibles en la parte frontal de la propia caldera.

Un aspecto a tener en cuenta es que los valores de presión de la caldera nunca son completamente constantes, sino que pueden variar en función de las condiciones meteorológicas y la temperatura exterior. Mientras estas variaciones sean mínimas, o en todo caso estén dentro del rango de 1 a 2 bares, significa que la caldera funciona correctamente; si la presión desciende por debajo de 1 bar o supera ligeramente los 2 bares, habrá que actuar para volver a situarla en el rango óptimo. 

Si crees que tu caldera tiene problemas de presión, te recomendamos que solicites siempre la ayuda de un servicio técnico especializado.

 

¿Cómo subir la presión de la caldera?

 

Un valor bajo de la presión de la caldera puede deberse a varios factores:

  • Evaporación natural del agua
  • Deterioro del vaso de expansión dentro de la caldera
  • Aire estancado en el sistema de calefacción después del verano
  • Fugas de agua en la caldera
  • Fugas en los radiadores

Como ya hemos dicho, te aconsejamos llamar a un técnico si no conoces lo que pasa. Sin embargo, si la presión es baja sin que haya fugas evidentes, es posible aumentarla añadiendo más agua. Para ello, es necesario desconectar la instalación, localizar la llave de llenado, dejar salir el aire de los radiadores y abrir el grifo: de este modo, el agua ocupará el volumen necesario y aumentará la presión de la instalación. Por último, el grifo debe cerrarse cuando se alcancen los 1,5 bares, es decir la presión correcta.

 

¿Cómo bajar la presión de agua de la caldera?

 

Un valor elevado de la presión de la caldera puede deberse a una serie de problemas que, si se ignoran, podrían alterar el funcionamiento regular del sistema de calefacción. 

Entre ellos se encuentran:

  • Exceso de aire: en este caso, se puede proceder "purgando" los radiadores. Para ello, tras desconectar el radiador, necesita una llave de radiador, un cubo y un trapo. Una vez abierta la válvula del radiador, hay que dejar que salga el aire hasta que entre el agua (por eso conviene tener un recipiente);

Exceso de agua: El problema del exceso de agua puede resolverse de dos maneras. En el primer caso, es necesario abrir la válvula de ventilación del radiador y girarla lo justo para que el manómetro vuelva al valor ideal. Si el problema persiste, podría ser culpa del grifo de llenado de la caldera que no está completamente cerrado: en este punto, es necesario comprobarlo y asegurarse de que está cerrado correctamente.

En general, en caso de presión alta, la válvula de seguridad de tu aparato te ayuda a evitar daños mayores. Sin embargo, te sugerimos ponerte en contacto con tu servicio técnico de confianza.

 

Domótica para gestionar la presión de la caldera

 

Instalar un módulo de caldera inteligente es una solución eficaz para conseguir un buen ahorro en tus facturas, proteger el medio ambiente reduciendo el consumo de energía y, al mismo tiempo, ayudarte a mantener la salud de tu caldera. Desde tu smartphone, podrás gestionar el encendido y apagado de tu caldera, así como controlar su presión estés donde estés y a cualquier hora del día.

Autres articles

Cómo conectar el termostato a la caldera

14 junio 2024

Cómo reparar el termostato

24 mayo 2024

Cómo obtener un certificado energético

26 abril 2024
termostato intelligente wifi

Smart Thermostat

155,00 €

Remplacez votre thermostat traditionnel par notre thermostat intelligent sans fil doté de fonctionnalités avancées pour régler facilement la température de votre maison et mesurer avec précision la température, le taux d'humidité et la qualité de l'air dans votre maison.

ACHETER

Smart Valve

95,00 €

Contrôlez la température de chaque pièce. Nos vannes thermostatiques sans fil sont compatibles avec toutes les marques de radiateurs et les principaux fabricants de vannes hydraulique.

ACHETER

Connection Unit & Repeater

125,00 €

Maison à plusieurs étages ou très grande ? Ajoutez une Connection Unit à utiliser en mode Repeater pour étendre le signal à toutes les pièces et assurer une bonne communication avec les autres appareils de votre installation de chauffage sans fil IRSAP NOW.

ACHETER