Cuando la caldera no produce agua caliente, es fácil que cunda el pánico, ya que este aparato es indispensable para la producción de agua caliente y, en muchos casos, también para la calefacción.

Ciertamente, no es agradable encontrarse en la ducha con el agua convirtiéndose de repente en hielo, o incluso que el agua no salga de los grifos de la casa.

¿Qué hacer cuando se produce este problema? Veámoslo en detalle.

 

¿Qué hacer cuando la caldera no calienta el agua? 

 

La caldera es un sistema de calefacción fundamental, en cualquier época del año. De hecho, gracias a ella es posible hacer funcionar los radiadores y producir agua caliente sanitaria.

Cuando se bloquea significa que un elemento interno le impide funcionar correctamente. La caldera se detiene por razones de seguridad y evita que surjan problemas aún más complicados y graves.

Si el modelo lo permite, en la pantalla aparecerá un código de error indicando el tipo de avería. Puedes consultar el manual de la caldera para entender qué ha pasado: si es imposible intervenir por tu cuenta, es necesario llamar a un técnico especializado para evitar sorpresas desagradables posteriores.

En muchos casos, basta con reiniciar y el fallo se resuelve. Sin embargo, si no aparece ningún error en la pantalla, puede tratarse de otra cosa.

 

¿Cómo subir la temperatura del agua de la caldera? 

 

Entre las causas más comunes que determinan el bloqueo de la caldera podemos encontrar:

  • la formación de caliza;
  • daños en el sistema eléctrico;
  • interrupción del gas o de la electricidad;
  • exceso de aire en los radiadores;
  • baja presión del agua;
  • problemas del generador o del termostato.

Veamos en detalle cómo actuar según las distintas hipótesis.

 

Comprueba el sistema eléctrico y de gas

 

El problema de que la caldera no produzca agua caliente podría tener su origen en el suministro eléctrico. Por lo tanto, comprueba el interruptor principal y si los demás aparatos eléctricos funcionan correctamente. Si hay electricidad y la caldera está encendida, comprueba que la instalación de gas está en marcha. De hecho, puede haber interrupciones o trabajos en la red y la caldera puede no estar recibiendo el combustible necesario para calentar el agua.

 

Comprueba el nivel de presión del agua

 

Una vez comprobado que la falta de agua caliente no se debe al suministro eléctrico o de gas, comprueba si el caudal de agua es correcto. En efecto, cuando la presión del agua es demasiado baja, el sistema se bloquea y la caldera produce un goteo constante. En este caso, se puede utilizar la llave de llenado para volver a situarla entre 1 y 2 bares. 

Cuando, por el contrario, es demasiado alta, hay que purgar los radiadores. Esta operación debe realizarse purgándolos de uno en uno abriendo la llave con un destornillador hasta que el valor se sitúe en un nivel óptimo. Evidentemente, si después de varios intentos nada cambia, es necesario ponerse en contacto con un técnico.

 

Comprueba la temperatura del agua

 

Una vez comprobada la presión, hay que comprobar también la temperatura del agua. De hecho, si no hay agua caliente en la caldera, el problema podría estar relacionado con el generador y la temperatura del agua, que podría ser demasiado alta o demasiado baja. Cabe destacar que la temperatura del agua sanitaria debe estar siempre entre 45 y 55°C, y mantenerla en los valores adecuados no sólo evita problemas con la caldera, sino que también permite ahorrar.

Comprueba la presencia de piedra caliza

 

La presencia de piedra caliza en las tuberías de la caldera puede dificultar mucho el flujo regular del agua. Si notas que hay mucha y que es la razón principal por la que tu caldera no funciona, tienes que llamar a un técnico especializado para que practique un lavado químico de los depósitos de piedra caliza. Dicho esto, para resolver definitivamente el problema, es necesario un mantenimiento regular de la caldera y la instalación de un ablandador de agua.

 

Comprueba el termostato

 

Puede ocurrir que los radiadores se calienten pero no salga agua caliente por ningún grifo. Es una situación que puede darse con bastante frecuencia y normalmente el problema proviene del termostato. De hecho, cuando el agua sale fría del grifo pero los radiadores funcionan correctamente, hay que revisar el termostato y asegurarse de que funciona correctamente. 

Para solucionar el problema, hay que desconectar el termostato del sistema de calefacción y dejar que los radiadores se enfríen, después hay que abrir el grifo del agua caliente. (Es aconsejable buscar ayuda profesional para esta operación.) Una vez abierto el grifo, es necesario comprobar si la caldera arranca o no. Si la caldera vuelve a funcionar con normalidad pero el agua de los grifos sale fría, comprueba si los radiadores están calentando o no. Si los radiadores están calientes, el termostato está desconectado y puede ser que se haya producido una avería en la válvula desviadora, que está diseñada para desviar el agua caliente a los radiadores.

Autres articles

Cómo cambiar el termostato

16 abril 2024

Cómo programar el termostato

6 abril 2024

¿Qué causa el moho en el hogar?

6 marzo 2024
termostato intelligente wifi

Smart Thermostat

155,00 €

Remplacez votre thermostat traditionnel par notre thermostat intelligent sans fil doté de fonctionnalités avancées pour régler facilement la température de votre maison et mesurer avec précision la température, le taux d'humidité et la qualité de l'air dans votre maison.

ACHETER

Smart Valve

95,00 €

Contrôlez la température de chaque pièce. Nos vannes thermostatiques sans fil sont compatibles avec toutes les marques de radiateurs et les principaux fabricants de vannes hydraulique.

ACHETER

Connection Unit & Repeater

125,00 €

Maison à plusieurs étages ou très grande ? Ajoutez une Connection Unit à utiliser en mode Repeater pour étendre le signal à toutes les pièces et assurer une bonne communication avec les autres appareils de votre installation de chauffage sans fil IRSAP NOW.

ACHETER