La factura de gas puede ser uno de los gastos más significativos en nuestro presupuesto doméstico. Sin embargo, existen diversas estrategias y prácticas que podemos implementar para reducir este gasto y mantener el hogar cálido y confortable sin aumentar la cuenta mensual. 

En este artículo, exploraremos una serie de consejos prácticos y eficaces para minimizar el consumo de gas y ahorrar en la factura mensual. Desde la optimización del sistema de calefacción hasta la implementación de pequeños cambios en nuestros hábitos diarios, descubriremos formas inteligentes de reducir el gasto en energía sin sacrificar la comodidad en el hogar.

¿Qué hacer para pagar menos en la factura de gas?

 

Si estás reevaluando el presupuesto de tu hogar, ahorrar en la factura de gas puede ser un paso muy importante. Nuestros consejos para ahorrar en el consumo de gas son los siguientes:

  • Asegúrate de que tu hogar esté bien aislado. Utiliza burletes en puertas y ventanas para evitar fugas de calor. Mejora el aislamiento de puertas y ventanas y en áreas clave como el techo, paredes y pisos.
  • Reducir unos grados la temperatura del termostato puede reducir el gasto. Considera instalar un termostato programable para ajustar la temperatura según tus horarios diarios.
  • Realiza mantenimiento regular en el sistema de calefacción para un rendimiento óptimo. Los filtros limpios y sistemas bien mantenidos consumen menos energía. Piensa en purgar los radiadores con regularidad.
  • Piensa en cambiar a sistemas más eficientes energéticamente, como calderas de condensación o bombas de calor, o considera invertir en energía solar u otras fuentes renovables para reducir la dependencia del gas natural y disminuir la factura mensual.
  • Fomenta prácticas responsables como apagar los radiadores en habitaciones que no estén en uso, subir las persianas durante el día (bajandolas por la noche) y asegurarse de cerrar las puertas para mantener y aprovechar el calor solo en las áreas utilizadas.
  • Utiliza ollas con tapas al cocinar para reducir la pérdida de calor. Regula la temperatura de la caldera a 45 grados centígrados (agua caliente sanitaria) y 50/55 grados centígrados (calefacción) para ahorrar energía.
  • Considera cambiar a un plan de tarifas que se ajuste mejor a tu estilo de vida y consumo energético.

Implementar estas estrategias puede ayudarte a ahorrar en la factura de gas manteniendo tu hogar cálido y cómodo.

 

ahorrar en la factura de gas

Como termostatos y termovalvulas inteligentes pueden ayudar en ahorrar en factura de gas

 

Integrar estos dispositivos inteligentes en tu hogar puede ofrecer un mayor control sobre la temperatura, lo que puede conducir a un uso más eficiente de la calefacción y, en última instancia, a un ahorro en la factura de gas. Veamos cómo.

  • Control de la temperatura. Los termostatos inteligentes permiten programar y controlar la temperatura en tu hogar, lo que te brinda la posibilidad de ajustarla según tus necesidades. Puedes reducir la temperatura cuando no estás en casa o durante la noche, lo que ayuda a ahorrar energía.
  • Gestión remota. Muchos termostatos inteligentes se pueden controlar de forma remota a través de una aplicación en tu smartphone. Esto permite ajustar la temperatura desde cualquier lugar, asegurándote de que tu hogar esté a una temperatura agradable justo antes de que llegues.
  • Adaptación automática. Algunos termostatos inteligentes aprenden tus patrones de uso y ajustan automáticamente la temperatura para optimizar la eficiencia energética.
  • Zonificación. Las válvulas termostáticas inteligentes permiten el control de la temperatura en habitaciones específicas. Esto significa que puedes calentar solo las áreas que están siendo utilizadas, lo que reduce el consumo de energía en habitaciones vacías.
  • Análisis y retroalimentación. Muchos termostatos inteligentes proporcionan información detallada sobre tu consumo de energía, lo que te permite identificar oportunidades para reducir el uso de calefacción.

 

¿Qué es lo que gasta más gas en un hogar?

 

En un hogar típico, algunas de las principales áreas que consumen más gas y que podrían aumentar tu factura son:

  • Calefacción. La calefacción representa una gran parte del consumo de gas en la mayoría de los hogares. Si el sistema de calefacción es antiguo o poco eficiente, puede resultar en un consumo excesivo de gas.
  • Calentador de agua. El agua caliente para duchas, lavadoras y lavaplatos consume una cantidad significativa de gas. Si el calentador de agua no está bien aislado o es antiguo, puede estar gastando más de lo necesario.
  • Cocina. Las cocinas a gas son eficientes, pero si se utilizan en exceso o si se usan múltiples quemadores con frecuencia, pueden incrementar el consumo.
  • Secadora de ropa. Las secadoras a gas utilizan bastante energía. Si se usan con regularidad, pueden contribuir significativamente al costo del gas.
  • Otros aparatos de gas. Estufas, chimeneas, y otros dispositivos de gas, aunque suelen ser más eficientes, si se usan de manera excesiva, también pueden representar un gasto considerable.

Identificar los principales consumidores de gas en tu hogar y tomar medidas para optimizar su uso o mejorar la eficiencia de los sistemas puede ayudarte a reducir el costo de tu factura de gas.

Cuánto es normal gastar de gas al mes

 

El consumo de gas mensual puede variar ampliamente según varios factores, incluyendo el tamaño de la vivienda, la eficiencia energética de los electrodomésticos, la temporada, el clima, la ubicación geográfica y los hábitos de uso. En muchos hogares, el gasto promedio mensual de gas para calefacción, agua caliente, cocina y otros usos varía entre 30 a 100 euros al mes, aunque esto puede ser mucho más alto en climas fríos o con hogares de mayor tamaño.

El cálculo preciso depende de diversos factores como:

  • Tamaño de la vivienda. Hogares más grandes suelen requerir más calefacción y agua caliente.
  • Eficiencia energética. Electrodomésticos antiguos o sistemas menos eficientes pueden aumentar el consumo.
  • Clima. En regiones frías, el consumo tiende a ser mayor durante los meses de invierno.
  • Hábitos de uso. Uso frecuente de calefacción, agua caliente, cocina, entre otros, aumentará el consumo.

Como referencia general, por ejemplo, un hogar de 70 metros cuadrados puede consumir aproximadamente entre 8,000 a 12,000 kWh al año en calefacción.

Altri articoli

Cómo conectar el termostato a la caldera

14 junio 2024

Cómo reparar el termostato

24 mayo 2024

Cómo cambiar el termostato

16 abril 2024

Smart Valve

95,00 €

Controlla la temperatura di ogni singola stanza senza l'esecuzione di opere murarie o elettriche. Le nostre Smart Valve sono compatibili con tutti i marchi di radiatori e i principali produttori di valvole idrauliche.

ACQUISTA

Connection Unit & Repeater

125,00 €

La Connection Unit va collegata al router di casa ed è indispensabile per controllare tutti gli altri dispositivi del sistema dove e quando vuoi direttamente dal tuo smartphone tramite App.

ACQUISTA
kit de válvula termostática inteligente inalambrico

Kit Smart Valve

259,00 €

Ottieni il massimo del comfort e imposta la temperatura ideale di ogni zona della tua casa con il Kit Smart Valve. Controlla la temperatura dove e quando vuoi tramite smartphone. Le nostre valvole termostatiche intelligenti sono compatibili con tutti i marchi di radiatori e i principali produttori di valvole idrauliche.

ACQUISTA